Silencio insano: un nuevo informe expone cómo las instituciones de financiamiento al desarrollo no protegieron a quienes informaron o criticaron la respuesta estatal al COVID-19

Silencio insano: un nuevo informe expone cómo las instituciones de financiamiento al desarrollo no protegieron a quienes informaron o criticaron la respuesta estatal al COVID-19 - Transparency

Guwahati, Assam, India. 8 May 2020. Media person are seen reporting wearing PPE kit, in Guwahati, during nationwide lockdown.

27 de julio de 2021Desde el comienzo de la pandemia, médicas/os, enfermeras, periodistas y otras/os trabajadoras/es en la primera línea han criticado o examinado valientemente las respuestas inadecuadas al COVID-19 apoyadas por los gobiernos, los bancos públicos de desarrollo y otros actores. Por hacerlo, muchas/os de ellas/os han sido amenazadas/os, atacadas/os o detenidas/os.

El informe «Silencio insano: La inacción de los bancos de desarrollo ante las represalias durante la COVID-19«, publicado el 27 de julio de 2021 por la Coalición por los Derechos Humanos en el Desarrollo, ARTICLE 19 e IFEX, examina las represalias a las que se han enfrentado quienes han cuestionado las respuestas a la pandemia y expone cómo los bancos de desarrollo no tomaron medidas para prevenir y abordar las represalias relacionadas con los proyectos de respuesta al COVID-19 que apoyaron.

En mayo de 2020, seis personas fueron asesinadas en Guinea durante una protesta contra las restricciones de circulación y las extorsiones policiales en los puestos de control durante el bloqueo. En septiembre, en Guatemala, la defensora de los derechos indígenas Anastasia Mejía Tiriquiz fue detenida y acusada tras informar sobre una manifestación pacífica contra la falta de apoyo económico a las/los más afectadas/os por la pandemia. A finales de diciembre, el periodista jordano Jamal Haddad fue detenido tras plantear dudas sobre la recepción de la vacuna por parte de funcionarios del gobierno cuando aún no estaba disponible para el público en general. Esa misma semana, en China, la periodista ciudadana Zhang Zhan fue condenada a cuatro años de prisión y torturada por haber informado sobre la situación en Wuhan.

Aunque los autores de las represalias han sido principalmente los gobiernos y sus representantes, estas violaciones se han producido en medio del completo silencio y la inacción de los bancos de desarrollo que están desempeñando un papel crucial en la configuración y financiación de esas respuestas al COVID-19 sobre las que informan las/los periodistas y defensoras/es.

David Banisar, Asesor Jurídico Principal y Jefe de Transparencia de ARTICLE 19, dijo:

«La pandemia del COVID-19 ha demostrado lo vital que es que la gente pueda hablar y compartir información. Y, sin embargo, las/los profesionales de la medicina, las/los periodistas, las/los activistas y otras personas que han informado al público o han cuestionado el modo en que se ha gestionado la crisis se han enfrentado a acoso y ataques. Los bancos internacionales de desarrollo, en particular, no han garantizado que sus préstamos no se utilicen para socavar el derecho a la libertad de expresión e información. Pedimos a estas instituciones que protejan la libertad de expresión haciendo que los gobiernos rindan cuentas, y que denuncien cuando se violen estas y otras libertades».

El informe presenta ocho estudios de casos emblemáticos de represalias y un análisis estadístico sobre otros 335 casos de personas atacadas por criticar o escudriñar las respuestas de COVID-19, demuestra cómo los bancos de desarrollo han incumplido sus propios compromisos y presenta un conjunto de recomendaciones para hacer frente a las represalias. En particular, pide a los bancos de desarrollo que adopten un enfoque preventivo y exijan a los gobiernos que son sus clientes que elaboren un plan sobre cómo abordar los problemas de espacio cívico y garantizar una participación significativa de las partes interesadas; que respondan eficazmente a las represalias; y que asuman compromisos públicos, condenando las represalias y reconociendo la importancia de la libertad de prensa y el espacio cívico.

Siddharth Akali, director de la Coalición por los Derechos Humanos en el Desarrollo, dijo:

«Las/los médicas/os, las/los enfermeras/os, las/los periodistas y otras/os trabajadoras/es de primera línea quieren una respuesta global a la pandemia que sea guiada por las necesidades de las comunidades locales, en la que se proteja a los más vulnerables y en la que haya un flujo libre y efectivo de información sobre el virus y lo que podemos hacer colectivamente. La financiación del desarrollo debe amplificar estas voces desde la primera línea en la respuesta mundial al COVID-19, y no mirar hacia otro lado mientras se las silencia sistemáticamente».

Nota al editor

Una copia del informe está disponible si se solicita. El informe se lanzará oficialmente y se presentará en un seminario web público el 27 de julio, a la 1 PM hora UTC. Puede encontrar detalles sobre el seminario web aquí y registrarte aquí.

Hasta el 15 de junio de 2021, las Instituciones Financieras Internacionales (IFI) han destinado 150.540 millones de dólares a financiar respuestas a la COVID-19, a través de 1.332 proyectos, según los datos recogidos a través del Sistema de Alerta Temprana, una base de datos gestionada por el International Accountability Project.

El informe identifica casos de represalias que afectan al menos a 335 personas (periodistas, defensoras/es de los derechos humanos, blogueras/os y personal médico, entre otros), que plantearon dudas sobre la respuesta estatal a la COVID-19. Se denunciaron casos en 35 países que recibieron o están recibiendo apoyo financiero de las IFIs  para sus respuestas al COVID-19.

Acerca de los autores

El informe es una publicación conjunta de la Coalición por los Derechos Humanos en el Desarrollo, ARTICLE 19 e IFEX. Es una iniciativa de la Campaña de los Defensores en el Desarrollo, que se dedica a la creación de capacidades y a la acción colectiva para garantizar que las comunidades y los grupos marginados tengan la información, los recursos, la protección y el poder para dar forma a las actividades de desarrollo, participar en ellas u oponerse a ellas, y para hacer que los financiadores del desarrollo rindan cuentas.

La Coalición por los Derechos Humanos en el Desarrollo es una coalición mundial de 100 movimientos sociales, organizaciones de la sociedad civil y grupos de base que trabajan juntos para garantizar que el desarrollo esté dirigido por la comunidad y que respete, proteja y cumpla los derechos humanos.

ARTICLE 19 trabaja por un mundo en el que todas las personas, en cualquier lugar, puedan expresarse libremente y participar activamente en la vida pública sin miedo a la discriminación.

IFEX es una red mundial diversa de más de 100 organizaciones no gubernamentales que aboga por el derecho a la libertad de expresión y acceso a la información de todes.

Contacto de prensa: Lorena Cotza, Coalición por los Derechos Humanos en el Desarrollo

[email protected], +39 3285761056

Redimensionar imagen
Contraste