Libertad de información

Todos tienen derecho a la libertad de expresión y ésta incluye el derecho a buscar, difundir y recibir información. Este derecho a la libertad de información es clave para:

  • conseguir muchos otros derechos
  • asegurar la democracia
  • permitir el desarrollo

Los gobiernos y organismos públicos pueden custodiar cantidades de información importante. La guardan en representación del público y por eso deberían:

  • publicar activamente información de interés público
  • ofrecer acceso libre a las personas que busquen información específica

En 1990 solamente 13 países tenían leyes que ofrecían tal acceso. Hoy en día, más de 95 países (con más de cinco mil millones de habitantes) tienen leyes que establecen un derecho general a acceder a la información guardada por organismos públicos. Organismos internacionales tal como el Banco Mundial y los bancos de desarrollo regionales también han adoptado políticas de divulgación de información.

Oxígeno de la democracia

El derecho a la libertad de información se basa en la premisa fundamental que el gobierno tiene el propósito de servir a la gente. La información ha sido llamada el ‘oxígeno de la democracia’, es esencial para la apertura, la rendición de cuentas y la buena gobernanza.

La información:

  • le permite a la gente tener opiniones informadas y participar en un debate pleno y abierto
  • asegura que los gobiernos sean investigados, de esta manera se vuelven más abiertos, transparentes y responsables y producen buena gobernanza
  • hace posibles que las elecciones sean libres y justas al mantener al electorado informado
  • permite que la gente tenga acceso a su información personal, una parte valiosa de respetar la dignidad human básica
  • permite que la gente tome decisiones personales de manera efectiva, tal como en tratamientos médicos o planificación financiera
  • facilita las prácticas comerciales eficientes al crear una cultura de apertura burocrática y proveer información que puede ser útil para las empresas.

 normas Internacionales

El derecho a la libertad de información se encuentra en el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP). Los organismos internacionales han reconocido que:

  • la libertad de información es un derecho humano fundamental
  • es necesario que existan leyes efectivas para asegurar la libertad de información.

El Relator Especial para la Libertad de Opinión y Expresión de la ONU se ha ocupado de la libertad de información desde 1997. En su Informe Anual de 1998, el Relator afirmó categóricamente que la libertad de información está incluida en el derecho a la libertad de expresión; esta afirmación fue celebrada por el predecesor del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH), la Comisión de Derechos Humanos. En 2000 el Relator sostuvo que la información es fundamental para la democracia, la libertad, el derecho de participación y el derecho al desarrollo y expuso en detalle los estándares para las leyes de libertad de información.

El Derecho del Público a Saber: Principios sobre la Legislación de Libertad de Información [también disponible en Árabe, Chino, Francés, Indonesio, Ruso, Español] expone las mejores prácticas y las normas internacionales sobre el derecho a la libertad de información. Incluye nueve principio para legislar:

1.      Máxima divulgación

  • La divulgación de la información debe ser la norma
  • Cualquier persona debe poder requerir información, no solamente los ciudadanos del país
  • Las personas no deben tener que dar ningún interés particular o razón para su pedido
  • El término ‘información’ debe incluir toda la información guardada por un organismo público, sin importar la forma, autor, fecha o clasificación. Los organismos públicos incluyen los poderes ejecutivo, legislativo y judicial del Estado, como así también las empresas públicas y los órganos financiados por el Estado
  • Las restricciones solamente deben ser aplicables en circunstancias muy acotadas
  • La carga de probar la legitimidad de denegar el acceso debe recaer sobre el custodio de la información

2. OBLIGAcIóN de publicar

  • Los organismos públicos deben estar legalmente obligados a publicar información
  • Los organismos públicos deben activamente publicar y difundir información además de responder a pedidos
  • La cantidad de información publicada activamente debe incrementarse con el transcurso del tiempo a pesar de las limitaciones presupuestarias.

3. PROMOcIón de la transparencia en la administración pública

  • Los organismos públicos deben promover activamente una administración transparente
  • Esta transparencia depende de cuestionar las prácticas y actitudes que resguardan culturas arraigadas de secretismo:
  •   Los funcionarios públicos deben ser entrenados
  •   Deben ofrecerse incentivos,
  •   Deben publicarse informes anuales que den cuenta del progreso
  •   Las personas que intencionalmente obstruyan el acceso (por ejemplo, destruyendo archivos) deben enfrentar sanciones penales
  • El público en general debe ser informado de sus derechos y la manera de ejercerlos (por ejemplo, a través de la educación y los medios)
  • Los organismos públicos deben promover un mejor mantenimiento de los registros (en muchos países, una mala preservación de los registros impide el acceso)

  4. régimen restringido de excepciones

  • Las excepciones al derecho a la información deben ser claras, acotadas y sujetas a un estricto examen de ‘daño’ e ‘interés público’

  • Las excepciones deben superar una prueba tripartita:
  •  La información debe estar relacionada a un fin legítimo enumerado por ley. La lista debe ser clara y acotada. El Consejo de Europa (CDE) recomienda los siguientes fines: seguridad nacional, defensa y relaciones internacionales; seguridad pública; prevenir, investigar y juzgar actividades criminales; la privacidad y otros intereses privados legítimos; intereses comerciales y económicos, privados o públicos; asegurar la igualdad de las partes en un juicio; la naturaleza; la inspección, control y supervisión de las autoridades públicas; las políticas económicas, monetarias y de divisas de un Estado
  •  La divulgación de información debe amenazar la provocación de un daño sustancial a uno de los fines (que solamente esté incluido en la lista de arriba no es una razón legítima)
  •  Si la divulgación de información puede causar un daño, cualquier daño al fin debe ser mayor que el interés público en la información.

5. PROCEdimiento para facilitar el acceso

  • Los pedidos de información deben ser procesados rápida y equitativamente.
  • Una evaluación independiente de cualquier denegación debe estar disponible
  • La ley debe contener procedimientos claros para los pedidos y la toma de decisiones de los organismos públicos
  • Es esencial que haya un órgano recursivo que revise las decisiones, con la oportunidad de acudir a la justicia
  • Los pedidos deben normalmente ser por escrito aunque deben existir disposiciones alternativas (por ejemplo, para la gente ciega o analfabeta).

6. COSTe

  • Los individuos no deben ser disuadidos de hacer pedidos de información a raíz de costos excesivos

7. reuniones abiertas

  • Las reuniones de los organismos públicos debe ser abiertas al público

8. Precedencia de la divulgación

  • Las leyes que entren en conflicto con el principio de máxima divulgación deben ser reformadas o derogadas

9. PROTECcIóN de quienes revelen actuaciones indebidas

  • Los individuos que divulguen información sobre actividades indebidas deben ser protegidos de cualquier sanción legal, administrativa o laboral
  • Esta protección debe aplicarse aún cuando la divulgación infrinja normas legales o laborales
  • La protección de responsabilidad también debe ser extendida a las personas que, razonablemente y de buena fe, divulguen información en cumplimiento de funciones o deberes a raíz de la legislación de libertad de información